Barranco de la Luna

Barranco de la Luna

Saleres, El Valle, Valle de Lecrin (Granada)

Ruta circular que se inicia en el cementerio de Saleres lugar donde podemos dejar los vehículos. Es una ruta de senderismo acuático de excepcional belleza, con agua en todo el recorrido que nos llega por encima de las rodillas. Destrepes y pequeñas pozas de agua fáciles de superar. Al salir del barranco a la izquierda en sentido descendente hay una zona de roca donde poder descansar y tomarse un pic nic. Justo enfrente hay una pequeña vereda que da acceso a la parata de cultivos que podemos atravesar para llegar a la pista de salida. Ruta fácil y apta para todos.

Localización: El Valle (Granada)
Dificultad técnica: Fácil
Ruta: Circular (inicio y fin en el mismo lugar)
Longitud: 2,51 kilómetros
Desnivel de subida: 78 metros
Cota más baja: 540 metros
Cota más alta: 678 metros
Tiempo: 2 horas 05 minutos
Estacionalidad del agua: Tiene agua todo el año.

http://es.wikiloc.com/wikiloc/spatialArtifacts.do?event=view&id=2922015&measures=off&title=off&near=off&images=off&maptype=S
 

2 comentarios

2 pensamientos en “Barranco de la Luna

  1. Antonio

    Este prodigioso barranco lo conocíamos como la Raja del Diablo, cuando solo algunos lugareños hacíamos este recorrido; a veces difícil por la abundancia de vegetación que cerraba el paso; lo “de Luna”, que no “de la Luna”, se debe -según me comentara Joaquín Montosa (salereño conspicuo)- a cierta oficialidad consecuencia de que ahí muriera un tal Luna, jefecillo del bando represor del levantamiento morisco de 1568. Ahora que -como quisimos- la Raja del Diablo se abre al mundo, me congratularía vernos la decencia de recuperar el espacio que degeneró el basurero (que instalaran el Ayuntamiento y la Diputación); de salvaguardar las todavía supervivientes eras de Saleres que nos abren el paisaje desde sus círculos de cantos en una confluencia telúrica y total, y de preservar para el conocimiento general los yacimientos de fósiles que aquí afloran. En otro momento abundaremos en otros aspectos como un pájaro roquedo que vive aquí y que nos descubiera Ian Gibson.
    Un abrazo en el respeto a este enclave excepcional.
    Antonio Morillas Freire, 2 de junio de 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.